14/06/2018 - ¿Cómo reducir el nivel de pH de tu piscina?

reducir_el_ph_de_tu_piscina.jpg

En la actualidad, en la mayoría de hogares se encuentra instalada una piscina donde refrescarse durante los días más calurosos del verano. Pero independientemente de la estructura o dimensiones de la piscina es vital llevar a cabo un exhaustivo cuidado del agua de esta, de modo, que los bañistas puedan disfrutar sin riesgo alguno para su saludo.

En ocasiones, podemos observar que el nivel de pH del agua de nuestra piscina es demasiado elevado, lo que puede suponer ciertos riesgos para la salud.

Pero, ¿qué es el pH?

El pH se puede definir como el coeficiente que mide el grado de acidez del agua, lo ideal es mantener un pH neutro (entre 7,2 y 7,6), aunque también podemos encontrarnos situaciones con pH alcalino (superior a 7,6) y pH ácido (menos de 7,2).

Este coeficiente tiende a aumentar por lo que es vital medir diariamente para evitar que aumente en una gran proporción, siendo perjudicial para los bañistas.

Para medir este coeficiente podemos hacerlo de manera manual, para ello podemos utilizar un test para la medición o tiras analizadoras. También se puede analizar de manera automática a través de una bomba automática o dosificadora, la cual se encarga tanto de analizar el agua como de regular el nivel de pH, esta es una de las opciones más cómodas y eficaces.

Ahora bien, ¿qué puede provocar un pH demasiado alto?

Cuando el pH de nuestra piscina es demasiado alto, se muestra tanto en el agua de la piscina como en la piel de los bañistas. Las principales consecuencias son:

  • El agua se visualiza turbia y en mal estado, pudiendo a llegar a producir un olor desagradable y alojar microbios, por lo que se debe evitar el baño completamente.
  • Se forman escamas en el agua, lo que muestra de manera visual el mal estado de la misma.
  • Provoca picor en los ojos, nariz y garganta en las personas que se bañan en la piscina con este nivel de pH.
  • Se reduce la eficacia de los desinfectantes como el cloro.  

Una vez que hemos analizado el nivel de pH de nuestra piscina y comprobamos que su nivel es superior al recomendado es hora de poner en práctica diversas acciones para conseguir estabilizar este nivel y disfrutar de la piscina de manera adecuada.

¿Cómo reducir el nivel de pH de la piscina?

En el caso de que no dispongamos de una bomba que realiza una regulación automática del nivel de pH, es vital poner en marcha estas acciones para conseguir que el nivel de pH se reduzca.

En primer lugar, para reducir el pH de nuestra piscina es necesario utilizar algún producto químico reductor del pH. Es necesario analizar cuál de estos productos es más conveniente para nuestro caso, debido a que cada uno de ellos tienen efectos secundarios para nuestra piscina. A continuación, especificamos los pasos a seguir y algunas recomendaciones.

  • Tomaremos una muestra de agua tras realizar una prueba con un kit o tiras analizadoras. Después añadiremos la cantidad del producto químico adquirido para reducir el pH a menos de 7,6.
  • Es clave que el sistema de filtrado lleve en funcionamiento unas horas antes de añadir el producto químico reductor de pH.
  • La cantidad de producto químico a añadir suele oscilar los 2 cl por metro cúbico de agua, aunque es recomendable guiarse por las recomendaciones del fabricante del producto.
  • A la hora de añadir el producto, es necesario añadirlo por toda el área de la piscina de manera uniforme.

Antes de añadir cualquier producto químico a nuestra piscina es importante que no se encuentre ningún bañista en su interior, y tras añadirlo deberemos dejar algunas horas si utilizar la piscina hasta comprobar que el producto químico se ha diluido por completo y que el nivel de pH se encuentra entre los niveles adecuados.

 

Catálogo

TUBOS HEREDIA
C/Ingeniero Francisco Ruiz Martínez, 26 - CP 11600 - Ubrique (Cádiz)
Tlf- 678 777 674
Email: tubosheredia@telefonica.net
http://www.tubosheredia.com